sábado, 26 de marzo de 2016



BACH Y GOUNOD

.
Corría el año 1722 cuando Johann Sebastian Bach compuso su famoso Preludio nº 1 para clave.

Bueno, pues algo más cien años después, concretamente en 1850, otro excelente compositor, francés por más señas, se encontraba disfrutando del mencionado preludio cuando, de pronto, las musas hicieron que, apoyándose sobre esa base armónica, naciera de su mente esa bellísima melodía que más tarde fue conocida como el Ave María de Gounod.

Y es que... Qué bien viene a veces la unión, cuánto el maridaje y hasta el apareamiento más espiritual, como también le vienen a las torrenciales aguas el lecho del río, al perdón la lágrima, al otoño la caída de las hojas y al amor la confianza y la entrega.

Escuchemos pues a Kahtryn Stott tocando al piano el Preludio nº 1 como si aún no existiera Gounod, y a Yo-Yo Ma, con su chelo, el Ave María, como si fuera el mismo Gounod después de que las musas le visitaran. Un bellezón de composición.  








No hay comentarios:

Publicar un comentario