viernes, 25 de noviembre de 2016




POR LOS BUENOS TIEMPOS

.
Jamás habrá separación más cruel, que la que aparece en el recodo del camino diciéndonos que ya no hay más que caminar. Atrás quedaron los buenos tiempos que nunca más volverán pero no lo digas, ni tampoco lo pienses.

Entonces... ¿qué es lo que ocurrirá ahora? Parece que nos diera igual porque nos damos cuenta de lo que importa es ese tiempo que tuvimos para estar juntos.

Y ahora, con tantas mañanas para rumiar nuestra tristeza ¿valdrá la pena creernos que existe otro lugar? Y si así fuese... ¿coincidiremos en él? ¿nos reconoceremos? Pero... y si fuésemos dos extraños ¿se produciría otra vez el chispazo? ¿volverías a sonreír de la misma forma?

Si es así, la enviaré por delante, sé que te gustaba apoyarte en ella, como a mí sentir el calor de tu cuerpo pegado al mío.



No hay comentarios:

Publicar un comentario