domingo, 1 de enero de 2017




UN PASEO ANTES DE DESAYUNAR

.
A ella le encantaba pintar mientras él se sentía más que a gusto escribiendo. Uno y otra en la misma habitación, aunque cada cual a su tarea y en su rincón. Ella prefería el que estaba más cerca de la ventana porque había más luz para pintar, él donde no había demasiada, porque con la que despedía la pantalla, bastaba.

Él siempre creyó ver algo de literatura en sus cuadros, sin embargo ella, pardo, azul y amarillo en muchos de sus escritos. 

Algunas mañanas en las que no estaban por la labor de escribir o ponerse a pintar, les gustaba ir a dar un paseo por la playa. Les agradaba pasear con los pies desnudos y hacerlo temprano, a veces cogidos de la mano y otras... él se separaba un trechito, poniéndose detrás porque le gustaba ver cómo se movía al andar.



Una mañana paseando él le dijo

- Esta playa te debe tanto...
- ¿Por?
- Pues porque te ha copiado y robado la belleza que con tu imaginación has pintado ya tantas veces.
- Cómo eres.
- ¿Yo?
- Sí, tú, pues porque siempre tienes dispuesta la palabra, en cambio yo...
- ¿En cambio tú qué?
- Pues que estoy en desventaja.
- ¿Y eso?
- Pues porque me gustaría decirte como haces tú de repente, en cambio yo con pinceles y toques pardos y verdes, las cosas que se me ocurren, a saber cuando puedo decírtelas, y claro...

Entonces siguieron paseando y charlando tan bajo, tan bajo que ni las mismas olas, con las orejas puestas, pudieron saber nada de sus sentimientos, pues seguro que pecarían de indiscretas. 

Sólo un pajarito, que se acercó hasta la orilla de brinquito en brinquito, pudo oír una parte de la conversación que ambos sostuvieron. Esperemos que por lo bella y bonita que fue, no se vaya del pico el pajarito esta vez.

Cuando regresaron y entraron en la habitación, ella le dijo

- ¿Sabes?
- Dime.
- Que si no hubieras existido yo te habría pintado. Seguro, ni lo dudes.
- Tomo nota - le respondió él.

Y entonces, mirándose, se sonrieron, pero aún no se sabe quién... quién empezó primero.

- ¿Te preparo un café?
- Bueno, pero después del abrazo. Anda, ven.


No hay comentarios:

Publicar un comentario