martes, 28 de febrero de 2017




CANCIÓN DE MADRUGADA

.
Una noche, mientras él dormía, un payaso de colores entró con sigilo en su habitación, lo roció de polvo de estrellas, y después le dijo que todo marchaba bien, que siguiera durmiendo porque…

Mira las cosas que ella me dijo que te contara:

Que te quiere como se quieren los novios en las despedidas. Te ama tanto, me confió, que nada la hacía sentirse así de feliz, por eso te llamaba Dante a ti porque ella ya se había puesto Beatriz. Y que te quiere a pesar de tus defectos que nunca le crearon dudas, aunque sí un poco tus miedos.
También me contó que una noche, con sus labios escribió sobre tu espalda versos de ternura, pasión y guirnaldas, con los que liberó tu alma de temores y recelos, entre unas risas, suaves caricias y ese lugar en el cielo.
¿Sabes que cuando lo miro las mariposas se me escapan por el ombligo? - me dijo que susurró entre tus sueños una vez cuando dormías - Y es que nunca anduvieron tan alteradas sintiendo ese escalofrío y batiendo en el aire sus verdes alas, como si fueran minas de esmeraldas.
Otra madrugada me contó que se quedó extasiada mirándote pues, como soñador que durmieras en la arena, repetías su nombre revistiendo tu cuerpo de ella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario