viernes, 21 de julio de 2017



APARECIÓ LA LLUVIA

.
Esta mañana ha empezado a llover por aquí justo cuando pasaba ella por mi calle. Mira, he sentido tanta emoción que en seguida he ido corriendo a su encuentro para darle un abrazo. 

Pero al verme venir, me pareció que se inundaba tanto de alegría que hasta tiró su paraguas por los aires y echó a correr como una loca. Y esta es la hora en que aún no ha regresado.

¿A ver si se ha pensado que el loco era yo? 




La lluvia, al caer, siempre nos deja su ritmo, un ritmo inconfundible que incluso nos invita a bailar ¿a que sí, Kelly? Un ritmo divino que tiene que ver con la música pero mucho más contigo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario