domingo, 8 de octubre de 2017




NO SÉ SI ATREVERME 



Atreverme a decirte que es contigo con quien me apetece tomarme ese café. Ese café calentito cuando, minutos antes, te he visto por el ventanal caminando muy aprisa como si temieras llegar tarde a nuestra cita. Me pareciste tan preciosa con tu gabardina, con el pelo revuelto por la ventolera y ese bolso que siempre llevas cruzado como te da la gana, de cualquier manera.

Atreverme a decirte que es contigo con quien prefiero charlar todos los días. Charlar hasta que la tarde se vaya, se enciendan las farolas y se libere de tus ojos esa preciosa mirada.

Atreverme a decirte que cuando al regresar me has cogido del brazo, he vuelto a notar ese escalofrío que hacía tanto tiempo que no había sentido. Quizás porque desde entonces, se quedó enredado en el olvido de aquel amor que vivimos.

Atreverme a decirte que ahora todo es diferente, aunque mi mano sobre tu vientre me siga pareciendo lo mejor de siempre. De siempre porque es ahora cuando más y mejor te recuerdo, sin prisas y sin atropellos ¿Ves cómo a decírtelo ahora sí que me atrevo? Y es que ninguno nos dimos cuenta de que nos quedaba por vivir, de todo, lo más bello.



    

No hay comentarios:

Publicar un comentario